A más Trump, más Hillary